Ir a…
RSS Feed

Presunta red delictiva dedicada al sicariato y otros delitos fue desarticulada, en Manabí


ECUADOR (AndeanWire, 04 de Marzo de 2016) Manta.- Con base en una denuncia y trabajos de inteligencia, la Policía Nacional detuvo a tres colombianos y dos ecuatorianos, quienes supuestamente formaban parte de una organización delictiva dedicada al sicariato, robo agravado, intimidación, robo de vehículos y domicilios, porte y tenencia de armas.

 Según la investigación, los sujetos estarían involucrados en el presunto delito de robo y extorsión suscitada en el cantón Jaramijó, el pasado 26 de febrero, a las 04h00, donde hubo un ingreso violento de varias personas vestidas de policías, al domicilio de una persona, quien supuestamente tenía una determinada cantidad de dinero.

“Iniciamos la investigación, después de 48 horas dimos con los presuntos delincuentes y fueron detenidos. Uno de los temas fuertes es que muchas personas divulgan las cosas personales que tienen, en este caso del dinero que supuestamente tenía el ciudadano conocían amistades y familiares, información que habría sido vendida a los antisociales”, mencionó el coronel Mauro Vargas, jefe del distrito Manta, en una rueda de prensa brindada este jueves 3 de marzo.

Trasladados a Guayaquil

Los capturados fueron trasladados hasta la ciudad de Guayaquil, entre ellos hay un policía en servicio activo que está en proceso de desvinculación. “Nosotros permanentemente realizamos ese despliegue en el territorio, que tiene como objetivo identificar a las estructuras delictivas, algo que ha permitido que Manta no tenga muertes violentas en lo que va del año. No vamos a permitir que ningún miembro policial esté vinculado a estas bandas. La Policía Nacional es la única entidad que se autodepura”, expresó el uniformado.

La supuesta organización tiene como antecedente la participación de balaceras contra miembros policiales, en Santo Domingo de los Tsáchilas, el pasado 3 de febrero. Otra en octubre del 2015, en la ciudad de Quito, en la cual resultó herido un miembro policial y la última, el 20 de febrero, en Quito.

El operativo lo desarrolló la Policía Judicial en Portoviejo y Manta, con la colaboración de la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase), el Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y el Grupo Especial Móvil Antinarcóticos (GEMA), en coordinación con la Fiscalía.

“Tenemos dos muertes violentas, que de acuerdo a nuestra hipótesis, estarían relacionadas con este grupo, esto lo pondremos en consideración de las autoridades y ellos serán quienes determinen si estos son los autores o encubridores de los mencionados hechos violentos”, sostuvo el jefe policial. Redacción L. R. /Manabí.

FUENTE: ECUADOR-MINISTERIO DEL INTERIOR

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn